jueves, 24 de marzo de 2011

DE AZUCENA


Foto: foroantiguo.infojardin.com

Las cinco.
Nada duele ahora.

Los peces voladores
han ganado las apuestas.

Sobre la silueta del chopo
dejan besos de azucena.
A cada hora, un beso de azucena.
A las nueve, más besos de azucena.
Y se queda el aire
prendido de azul y de azucena
para siempre.


A las cinco
todo es mar y cielo aquí.
Nada dolerá más tarde.
Nos bendice
el paso de los peces voladores.

Lo confirmo:
a las cinco existen, en mi cielo,
los milagros
(y otras cosas)

19 comentarios:

filo dijo...

precioso poema, lleno de simbolismos y sutileza, como la de los besos de azucena...me pregunto a qué sabrán los besos de azucena...

una maravilla,besos.

Antonio del Camino dijo...

Azucena: ya la palabra contiene poesía. Me lleva de la mano a mi infancia y me recreo en su belleza y su aroma.

En tu palabra, a las cinco y ahora, que son algo más de las ocho, los milagros existen.

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Fíjate que me recordó aquel poema de Lorca (el de "la cogida y la muerte"). Ésplendido el tuyo, efectivamente con magia... ¿serán las cinco de la tarde? ;-P

Beso, un montón.

TriniReina dijo...

No es mala hora las cinco para el olvido ni para los milagros ni para el valor ni para otras cosas. No, no es mala hora esa para las azucenas...

Hermoso

Besos

Javier dijo...

Son hermosos los besos de azucena, por lo menos así se sienten leyéndote.


Saludos.

El Drac dijo...

Bella composición querida Martí,que transmite emociones y surrealismos de corazón a corazón.Un fuerte abrazo

Candi dijo...

Ese agradable olor a azucenas...
Y los milagritos !!!!.
Besos grandes.
Llegué de Irún hace un ratito

VerboRhea dijo...

...qué agradable leer los últimos versos.... Un poema muy fresco.

Besos y feliz finde, espero que sin estrés de evaluaciones :))

TORO SALVAJE dijo...

Tu cielo parece mágico.
Peces voladores... nada menos.

Emilio M. dijo...

La paz rinde su homenaje a los valientes, Esmeralda. Y existen los milagros, y la justicia del cielo.

Tu bello poema transmite paz y confianza... Transmite lo que uno lleva pegado al alma.

Me alegra mucho que acerques tu arte por estas tierras tan tuyas. No te despegues demasiado ¿vale?

Un gran abrazo y todo mi cariño.

mariarosa dijo...

Esmeralda: tu poesía tiene vuelo propio, es bella y en tus azucenas se huele la primavera.

mariarosa

Katy dijo...

Las cinco.
Nada duele ahora.
A veces es asi, cuando llegan esos aromas que huelen a primavera.
Un beso

Jesús Sevillano dijo...

La belleza y el olor de la azucena se engrandecen con tus preciosos versos.Un abrazo

Matías Muñoz Carreño dijo...

Milagros... Poesía, a las cinco de la tarde, o en cualquier otro fragmento del reloj, es siempre uno de ésos.

Un abrazo!

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei guardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço do blog é este: informativofolhetimcultural.blogspot.com

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

gaia56 dijo...

¡Que bello poema! Y cuantas ganas de disfrutar tu recital. Ya me llegó la tarjeta de invitación. Fuerzas y un abrazo.

Cerynise dijo...

Siempre me gustaron las azucenas , dentro de su sencillez están rebosantes de encanto, después de leer tu poema me quedo con esa agradable sensación viva de azucenas y sus besos.
Muy bello E. Martí!Me ha gustado mucho, te felicito.

Un Saludo cordial.

Benito Gonzalez dijo...

Gracias por las fotos y por este bello poema. el milagro de creer en milagros ya es de por si un gran milagro. ;-)). Un besote

Mª Jesús So dijo...

¡Todavía me estoy relamiendo por la maravilla de Recital que nos regalaste!

¡Llovieros versos, culces y amigos!

¡Insuperable!

Besos.