martes, 1 de marzo de 2011

Fiesta del Almendro


Lectura poética desde el balcón del Ayuntamiento.

Fotos de la autora tomadas en la fiesta de la Fregeneda

El mariquelo. Personaje popular salmantino que sube, a pie, a la torre de la Catedral para colocar la bandera que anuncia las ferias de la ciudad.
(Foto tomada del foro de Nico de la Fregeneda.)

Campos de almendros en flor. (Foro de Nico. La Fregeneda)

Grupo de charros bailando ante la Iglesia. (Foro de Nico. La Fregeneda)
______________________________________________________

TESTIGO DEL EDÉN. (TRÍPTICO DE NIEVE Y FLOR DE ALMENDRO.)

1. Gestación (Gestaçao)

Se asoma al frescor de la grata orilla,
le conviene esta pendiente sobre el Águeda.
A la solana, en el hueco de la zanja
decide plantar el corazón.
Bombea sangre, agua bautismal
de los barrancos fronterizos.

Talismán de seda abre paso,
se desnuda, no alborota,
acaricia el desnivel que le sostiene,
humildemente dispone sus cepas en la tierra.

Es paisaje para el parto:
Resplandor de nieve
en campo de cerezos, álamos, viñedos…
Aquí mismo ocuparán sus alas
todos los febreros de la vida.

2. Alumbramiento (Nascimento)

Palpitan astros como guiños,
tapiz de pétalos besando los cultivos,
gratitud del aire que se colorea…

Desde el Tumbo la Caldera
veréis cómo el rosa
se vierte con lujuria,
cómo escribe el viento
delicadas cicatrices.

En lo alto de las copas
se presagian cadencias de ternura,
vendavales fuego y nieve.

Y todo queda hilado en este margen.

Al abrigo de los tallos
vibran los soles del invierno,
se enciende una tormenta de pistilos.

Amanece en la orilla lusitana.
Barça d’Alba despereza sus acacias.
Reina ya en La Fregeneda
un rictus de aroma y de sosiego.


Despiertan los frutales:
Jaramagos limpios,
tamarices, jumbrios, hojaranzos
entonan la canción de amanecida.

Queda ahora la belleza sosegada
en el espejo que fluye, que camina
abriendo paso entre las rocas grises,
levantando espuertas,
empapando de rocío
las raíces preñadas de alimento.

Será alboroto la callada mueca,
también contemplación,
asombro ante el milagro.
Aquí deja constancia de su arte.

Conmovida quedo, herida de color.
(Estou animada, ferida de cor)


3. Reconocimiento (Reconhecimento)

Regresaré siempre al Abadengo,
remanso que me calma,
cuna de molinos y de fresnos.

Subiré Peña Redonda
a beber la miel de sus colmenas,
a hablar con los raíles muertos,
- silentes viajeros
perdidos en la bóveda de túneles,
sobre el precipicio encañonado -…

Agradecida al campo,
a la flor de los almendros,

Soy testigo del Edén
en los Arribes del Duero.

(Eu testemunho do Edén
nas Arribes do Douro)

23 comentarios:

filo dijo...

bonitos versos,
toda una gestación y alumbramiento que impresiona,con esa radiante llegada de la primavera...

hermosas tradiciones, amiga.

Javier dijo...

Se nota tu agradecimiento al campo y a los almendros por este poema tan bien construido y tan hermoso.
Disfruta de la fiesta.

Saludos.

Candi dijo...

Enhorabuena por el premio, por ese amor a la tierra que te hace estallar en esos bellos versos hacia los almendros, por tu sensibilidad y por tu honradez.
Si puedo el año próximo no me lo pierdo.
Un besazo lleno de cariño.

TriniReina dijo...

Nieve y flor que alegran la vista y el alma.

Me gustaron mucho las fotos los versos.

Carmen Cabeza dijo...

"... el rosa se vierte con lujuria... se enciende una tormenta de pistilos"; tus versos son una belleza, Esmeralda, un resplandor de nieve de almendros en flor, con ecos de clasicismo, como en: "Será alboroto la callada mueca..." y un acento telúrico que impregna todo el poema. ME ENCANTA, amiga. ¡¡¡Enhorabuena!!!

Eléonore Geandel-Fernandez dijo...

Que de soleil, de couleurs, de gaité, dans ces images! Les costumes sont superbes. Quelle belle fête!
Le poème me parait particulièrement mélodieux même si je ne comprends pas tout. Que de talent!
Félicitations Esme.

mariarosa dijo...

Sólo sé decirte; ¡¡bellísimo!!

En cada verso nos vas transmitiendo el proceso de la vida del almendro en tu tierra, y nos parece verlos agitados por la brisa, mientras en cada foto las flores del almendro nos saludan.

Emocionada por tanta vida te saludo.

mariarosa

Jesús Sevillano dijo...

Me alegro mucho del reconocimiento y el premio en y del ayuntamiento de La Fregeneda. Supongo que para tí será un día para recordar. Gracias por tus versos. El premio es nuestro, el poder disfrutar de ellos.
Un abrazo

Katy dijo...

Todo lo que suene a fiesta me gusta, Conozco los Arribes. Bonitos versos com siempre.Y los almendros en flor una maravilla.
Un beso

Adolfo Payés dijo...

Siempre es un verdadero placer pasar por tu blog..
Por razones de tiempo en mi trabajo, estoy ausente..
Espero ponerme pronto a leer sus blog..

Un abrazo
Saludos fraternos...

Que disfruten del fin de semana..

beker dijo...

Que bonito, como me gustan los almendros floridos... este fin de semana me voy al campo, por aqui también están en flor.

Un abrazo

PATRICIA PALLERES dijo...

HOLA AMIGA!!

PRECIOSOS Y DULCES POEMAS ACOMPAÑADOS DE MARAVILLOSAS IMÁGENES....

ME GUSTO MUCHO ESTA ENTRADA,
CON CARIÑO...

PATRY

Mariadolcas dijo...

Me encanta disfrutar con tus palabras tanto campo, tanto almendro, tanto acento charro.
Además de ponerle color y amor, le pones música.
Precioso. Será un placer escucharte en el próximo Encuentro Poético en el Antiguo Instituto.
Un abrazo, amiga

César Sempere dijo...

El almendro en flor. ¿Qué más se necesita?...

Emilio M. dijo...

¡Qué preciosidad de versos, querida Esmeralda! Los Arribes del Duero. ¡Que hermoso lugar! Recuerdo de castros, de caminos viejos, de pacíficos campos y de perdidos senderos.

¡Qué bellos recuerdo, Esmeralda! ¡Qué añoranza de recorrer nuevamente mis campos castellanos, esos en los que mi alma se hace espiga y se hace grano!

Gracias por tan emotivo post. Un inmenso abrazo.

VerboRhea dijo...

Este año es el año de los árboles. Tu poema me recordó mi tríptico dedicado a los árboles publicado por ahí en una de mis entradas ;-)De los árboles, el almendro y el cerezo (recuerdo los del Valle del Jerte) florecidos son unos de los más hermosos, así como sus frutos.

Las fotos que nos has colgado están llenas de belleza, con gran colorido y luminosidad. Me llamaron la atención los trajes regionales, que me recordaron al traje típico de un pueblecillo donde vi de pequeña cerca de Valencia de Alcántara: los mismos refajos rojos y corpiños negros de flores vistosas bordadas a mano.

Un abrazo, Esmeralda y felicidades.

La Zarzamora dijo...

Casi puedo oler hasta el aroma de los almendros.
Preciosas fotos.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Un homenaje precioso a los almendros.
Te felicito.

Saludos.

Mª Jesús So dijo...

Te lo digo otra vez:
Me encanta!

Nieve y flor de almendro...

Enhorabuena!

Luisa Arellano dijo...

He disfrutado con todos tus poemas, Esmeralda, he respirado la naturaleza, el sabor de pueblo y sus olores.

Tiempo sin poder leerte, me ha encantado.

Besos

Lucía dijo...

No sé si te ha entrado el comentario, vuelvo a mirar más tarde.

Más besos, amiga mía.

Mar dijo...

¿Por qué no entran mis comentarios?...

Bueno, a veces hay que tener paciencia con la alta tecnología. Quería dejar constancia que tus versos son maravillosos y que el homenaje que haces a la naturaleza, al almendro, es maravilloso.

Mil besos, Esmeralda.

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei guardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog.

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com