jueves, 23 de febrero de 2012

En espera





Sobre el folio en blanco


espera


el nacimiento del ángel


la bendición


de la sílaba de brasa

14 comentarios:

mariarosa dijo...

El folio esper, pero a veces las musas se nos escapan, nos espian desde la ventana y se ríen de nosotros.

me gustó la sencillez de tu poema, pocos versos dicen mucho.

saludos.

mariarosa

Antonio del Camino dijo...

El fulgor, el hallazgo, la revelación...

Bellísimo poema, Esmeralda. Me identifico con esa forma de relación con la página en blanco.

Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

E.Martí,profundos e inspiradores versos...Ese ángel nos deja siempre la chispa, que enciende las letras,amiga.
Mi gratitud por compartir y mi abrazo inmenso.
FELIZ JUEVES,POETA.
M.Jesús

TriniReina dijo...

Una bendición son estos versos tuyos.

Qué plenitud cuando nace el poema.

Besos

VerboRhea dijo...

... un acto de revelación del que solo unos pocos podéis presumir...¿leeremos ese compás de sílabas encendidas sobre aquel folio en blanco?...esperaremos...

Besos.

Candi dijo...

Ese folio que tu bendita pluma llena de poesía y amor.
Besos grandes.

Adolfo Payés dijo...

Corto y conciso pero hermoso..


Es grato siempre pasar por tu blog..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Katy dijo...

Breve pero denso. Cualquier cosa, el mundo entero cabe en una hoja en blanco.
Bss y buen finde

Eléonore Geandel-Fernandez dijo...

"La page blanche" angoisse de l'écrivain qui ne peut plus rédiger. Mais dans le silence "un ange passe" qui détend l'atmosphère rendue pesante, et alors l'inspiration surgit à nouveau. Ouf!
J'aime bien ton poème qui dit tant de choses en peu de mots.
Bises.

TORO SALVAJE dijo...

Y al final el milagro.

Besos.

beker dijo...

Los momentos de pausa, para otras miradas, para reencontrarnos, para seguir andando.

Abrazos querida amiga

Lucía dijo...

Sobre el folio en blanco, como roja brasa, nacen las sílabas bellas de tus letras, tus poemas.

Besos grandes, querida Esmeralda.

Emilio M. dijo...

Y que incierto transitar, que velada suspendida en la noche y el olvido... Y que alegría cuando la llama se enciende y prende la la palabra y, con ella, la vida.

Mágico...

Un fuerte abrazo y mi cariño.

Matías Muñoz Carreño dijo...

La sílaba de brasa!
Mujer, casi lloré al leer esa línea. Así es como nacen los textos, quemando.

Un abrazo amiga mía!