domingo, 3 de octubre de 2010

El tren pasa por Colloto



Imagen tomada de la página: www.puwbloa-wapN.org/asturias/asturias/colloto/Estaci%F3n+de+FEVE


A tu lado el prado parece no insignificante/ Bebes del latido que deja en las pupilas/ borrachas de veloz paisaje/
De repente, el ronquido de la máquina hace que los ojos se posen: Colloto/

Un joven sometido a la concentración del mp4/ echa a andar sus Kelme./
Queda el vacío de su pecho ensortijado en el respaldo./
Maduro con gafas le sustituye, cara al frente./

En la ausencia y lo que sucede así / entre el anonimato y los raíles / hay doler,/ un pulso que se vuelve imaginativo/ un hueco en la cabeza que se enreda en verdes huertos./

Podría deciros de mis acompañantes y sus lecturas, su ropa, sus relojes / idénticos en el pálpito rotundo del traqueteo.../
Nos lleva la vida hacia el túnel / menos mal que el sol seduce esta mañana en la falda del Naranco./
Vamos a lo cotidiano, al médico, a los papeles, al encuentro, al trabajo ... / Todos a esperar la vuelta a casa/

Nadie piensa en el engaño, en el segundo exterminador./ Alguno pierde su billete de regreso / La calamidad está clamando por un tallo nuevo/. Y así llegamos, / con el aleteo de las moscas (los que no se quedan atrapados en la ruta)./

Túnel nuevo con grafitis / Parque Principado en la ventana/
Tontos somos: Otro segundo en nuestros brazos/ Más vecinos de la muerte.

17 comentarios:

Emilio M. dijo...

De abstracto podría definir este arte tuyo que, a veces, nos dejas.

Tal vez es así la misma vida: abstracta... abstraída de sí misma...

En el charco se ve la realidad, pero no es el charco la realidad, más alla del liquido que le sustancia.

Un gran abrazo amiga.

El Drac dijo...

Suelo meterme al igual que tú en disímiles pensamientos que tratan de explicarme de manera razonable qué hago acá, en éste mundo. Un abrazo

mariarosa dijo...

Un viaje en tren, se ve como lo has presentado, nuestra imaginación vuela de un pasajero a otro, del otro al paisaje y así van desfilando y se van quedando en nuestro recuerdo.

Esmeralda me gustó tu vieje.
Te deseo una buena semana.

mariarosa

Antonio del Camino dijo...

Hermoso poema, Esmeralda. El viaje en tren, con sus viajeros y paisajes, se traslada, por el misterioso arte del poema, al viaje mismo de la vida, al discurrir del tiempo que nos acerca lenta e inexorablemente al destino final: cada vez Más vecinos de la muerte. Me encantó.

Un abrazo.

Candi dijo...

Viaje observador, lleno de miradas, sentimientos que afloran.
Camino de hierro, ruedas que bailan, con su traqueteo, velocidad que va y viene...
Bonita manera de viajar.
Un montón de besos.

filo dijo...

cómo desmenuza el observador todo lo que ve y además siente, sus pensamientos parece que ululan a nuestro alrededor y nos muestra un mundo distinto, el de las vidas que cogen ese tren, cada uno a su destino.

interesantes versos, amiga

Lectores Inquietos Poemas 웃ღ웃 dijo...

Hola amiga relatar magistral que acontece a la lirica de un poema
luciendose en sus ambitos cotidianos y muy rurales de la vida sostenida latentemente...

Un fuerte abrazo besos que
tengas un feliz comienzo de semana...

beker dijo...

Y asi se enredan los pensamientos en la mente, como una colmena, como la sangre que recorre cada grieta y asi.. hasta una nueva estación en otro tiempo, en otra mirada. Besos querida amiga

Eritia dijo...

Como las estaciones de la vida, acogiendo a sus habitantes con sus maletas a cuestas.

Besos. Eritia

Jesús Sevillano dijo...

Bonito viaje por paisajes bucólicos, sentimientos a flor de piel...como la vida misma
Un abrazo

Montse Villar González dijo...

Parece que te haya acompañado en ese viaje, el traqueteo del tren, las paradas, el observar a los pasajeros que nos acompañan sin mirarnos. El viaje a lo cotidiano, a la vida de cada día, al paso inexorable del tiempo. Genial. Besos

TORO SALVAJE dijo...

Este poema es muy bueno.
Las imágenes golpean.
Eso está bien.

Yo no pienso en el segundo exterminador de forma consciente pero sin embargo ese segundo maldito gobierna todo lo que siento.

Es terrible.

Gracias por el poema.

Saludos.

Paloma Corrales dijo...

Qué diferente a todo lo que te he leído, Esmeralda, y sin embargo me gusta. Esa lupa poética que aplicas sobre lo cotidiano traslada al lector de inmediato, no sólo al lugar, sino a pensar en la propia exisitencia. Muy bueno.

Un besazo.

Perfecto dijo...

Pluma parpadeante la tuya. Este texto es sorprendente por el tema y por la forma de aprehenderlo.
Me sorprendes agradablemente.

Besos.

Mar dijo...

Creo que es el escrito-poema, poema-escrito, que más me ha gustado de todos los que te he leído.

Es intenso, profundo y... ¡tan real!.

La vida, con sus estaciones, como un tren. Viajeros que suben y bajan, dejando más o menos huella en nuestra vida.

Muy bonito, Esmeralda.

Te repito: Me ha encantado.

Besos.

roxana dijo...

HOLA IGUALMENTE QUE TU, UN GUSTO LEERTE AHORA QUE VOLVI.
A SEGUIR REFLEXIONANDO SOBRE LA VIDA, QUE DE ESO SE TRATA!!!!!! .UN ABRAZO

Carmen Cabeza dijo...

Me encanta este nuevo estilo, esta forma urbana de escribir un poema; es un registro nuevo que no te conocía, pero me gusta, me gusta mucho. Explora ese nuevo camino, querida Esme... Un abrazo