jueves, 13 de mayo de 2010

Sábado

Fotografías de J.M. Hernández: http://www.flickr.com/photos/moranaya/

Amanece sábado
y lo reconozco por esa amable prisa
que exige la compra del pan y del periódico,
por el balanceo del aire
que se calla un poco
y deja el parloteo a los circunspectos:
que si hace bueno para coger la barca,
que si hay oferta de percebes,
que si la ruta del colesterol
está plagada de doncellas que quieren adelgazar...

Entra por mi ventana
el eco transparente de unas sílabas menudas,
la confidencia del que se sabe triste
y desea esparcir su titubeo
para que se lleven los violines de este sábado
su amargura.

Y sin embargo,
el gimnasio recibe a los más bellos,
de la peluquería sale un bufido de jazmín con alas
que me llega por la ventana abierta.

Amanece sábado perezoso
entre las ollas de cocido,
en cocinas de frutero con membrillos
que no dejan sitio al hambre,
que desconocen
que más allá de sus persianas
habitan culebras-terremoto que todo lo alborotan.

Sábado total, mañana acaparadora de voces.
Taconeos rectos como góticas agujas
sacuden el silencio
para que no duerma mi expectación en los balcones.

En el palco esperan, apretados,
los múltiples gorriones, el debut de los títeres ruidosos.
Abril alza los brazos por el desfiladero de mediodía,
presume de futuras cerezas, de caracolas esmaltadas.

Mañana de sábado es festiva nota callejera,
liberación parcial de traje de guerrero.

Para que la calle tiemble,
se ha despertado, por fin, la sed de convicción
de los semáforos,
se prende una rosa entre los hombros
el guardián de los patios sonrojados.
Agarradas a una antorcha
inician procesión las lagartijas.

Y hay un ánimo de huida,
un pálpito de fuga,
un ansia de salida, en mi calle, porque es sábado matinal,
es la hora en que nacen todos los geranios,
en mi calle, los geranios de luz
mientras te escapas
y no miras la soledad que llevas por delante.

20 comentarios:

Jesús Sevillano dijo...

Hoy me ha tocado ser el primero...
¿Cuantas cosas nos dice la mañana perezosa para unos, bulliciosa para otros, de un sábado cualquiera.
Un abrazo

Antonio del Camino dijo...

Toda una oda al sábado. Creo que no podría definirse mejor en un largo poema donde no siempre es fácil mantener la tensión de la palabra. Aquí queda, firme y precisa, en medio de olores, imágenes, sonidos... vida.

Mi sincero aplauso.

Un abrazo

Taty Cascada dijo...

Hay días que tienen sus olores y sabores definidos; los sábados y domingos tienen esa particularidad.
Un beso.

beker dijo...

Siempre diferente, teñido de mil miradas perezosas que se alzan a la vida con otra esperanza diferente, aliviados del sonido estridente de aquellos despertares cotidianos, hoy de sábado adormilados en otros brazos... Besos querida amiga

filo dijo...

pienso lo mismo que Antonio,
que es una perfecta Oda al sábado, con ese abanico de olores, sensaciones, emociones... ahora que lo medito, no sé porqué nos parece distinto el sábado, porqué no trabajamos, o porque hacemos algo fuera de rutina,...
enfin, los últimos versos me parecen una magnífica declaración poética,

"hay un ánimo de huida,
un pálpito de fuga"

has captado la esencia.

un abrazo, amiga

Candi dijo...

Sábado de churros, periódico y paseos.
De cocidos y paellas, de cosas que esperan toda una semana.
Un poema bello y lleno.
Besos grandes

Esmeralda Martí dijo...

-Jesús, no sólo el primero aquí. También en muchas otras ocasiones.
Besos.
- Antonio: Los sábados se merecen esta oda o esta cantinela. ¿NO te parece?
Abrazos.
- Tati: Bien dices: olores y sabores diferentes. Abrazos.
- Beker, siempre diferente. Mañanas perezosas o activas, casi siempre con proyectos por delante.
Besos, amigo.
- Filo: Sobre todo, ese ánimo de huida, de convertir la rutina en algo diferente, en un abanico de colores. Besos,
- Candi: Los churros, el periódico, el cocido o la paella le dan esa distinción especial. ¿No te parece? Es que hay tiempo para todo. Besitos.

Eléonore Geandel-Fernandez dijo...

Para nosotros que somos retirados, diferenciar el sabado de los otros dias, es mas dificil.
Sin embargo, nos falta, este dia, los gritos de los ninos que juegen en la escuela, abajo de nuestro edificio. Afortunadamente, cantan los pajaros en los arboles del jardin que esta al lado de la escuela. Merci Esme, pour les parfums qui exhalent de ton texte si évocateur. Je t'embrasse

Esmeralda Martí dijo...

Eléonore: Veo que cada día estás más inmersa en la lengua de tus antepasados. Me encantan estos pequeños comentarios que denotan tu elegancia periodística al escribir y la elegancia de tu espíritu.
Un gran abrazo, amiga

Paloma Corrales dijo...

Magnífico Esmeralada, una delicia dejarse envolver por esas estupendas metáforas.

Lírica e inspiración se dan la mano para dibujar aromas y sensaciones de sábado. Precioso.

Besazo.

Esmeralda Martí dijo...

Gracias, amiga Paloma, por este comentario tan alentador.
Un beso

VerboRhea dijo...

Escenas cotidianas de otro sábado cualquiera...¡¡y llegas tú, con tus palabras convertidas en metáforas, y un ritmo bien medido, y plas: lo transformas todo en poesía!! ¿O quizá antes de ser nombrado el mundo sea ya eso: un poema? Puede ser, pero no todos tienen la facultad de (des)cifrarlo :))

Un beso y feliz sábado ;-)

roxana dijo...

ME ENCANTÓ TU BLOG!!!!!!!!!!!!!
SABADO BIEN REPRESENTADO!!!!! A VECES ESAS SOLEDADES SON PRODUCTIVAS! UN BESO Y UN GUSTO!

mariarosa dijo...

Muy bueno por lo real.
Amanece sábado y es distinto, sin apuro y hasta en el aire se respiran perfumes. Me encanto.

mariarosa

Esmeralda Martí dijo...

- Verbo... También lo cotidiano tiene un tinte de poesía si acertamos a ver más allá de la cortina tupida de lo real. ¿No te parece?? Qué alegría encontrarte otro sábado más... Eso es poesía.
Besitos, amiga.

- Roxana: Gracias por asomarte a mi sábado con música de arpas y olor a jazmín... Besos. Bienvenida.

- Mariarosa: ¿A que si le ponemos una punta de adobo,aliñamos un sábado diferente?? Besitos.

Neftalí Coparrota dijo...

Un escrito muy cotidiano, pero escrito en muy bella forma...
Un abrazo

Esmeralda Martí dijo...

Gracias Neftalí. Lo cotidiano también tiene su dosis de poesía. Depende de la mirada del que lo narre.
Abrazos

ana martinez dijo...

"liberación parcial de traje de guerrero": me encanta esa definición del sábado.
Espléndido poema saturniano.

Siento que una de tus alas se haya quebrado pero piensa que la quietud es inspiradora de bellos poemas.
abrazo grande, grande.

Esmeralda Martí dijo...

Gracias Ana. Bienvenidas tus palabras atentas. Nos veremos en breve, espero.
Besos

Tisbe dijo...

La alusión a los gorriones me ha recordado a uno de mis momentos favoritos del fin de semana, cuando una puede quedarse un ratito más en la cama y el sol comienza a colarse por la persiana mientras, de fondo, cantan los gorriones. Me encanta esa sensación. Enhorabuena por tu poema.
Un saludo.